En círculos

Últimamente me he preguntado porque es que la vida da círculos, es decir, porqué pasa el tiempo y llega un momento en que nos encontramos ante los mismos retos, las mismas tristezas y las mismas decepciones que creíamos superadas.

Pensaba que tal vez podría ser que al respecto no habíamos aprendido lo suficiente y de nueva cuenta teníamos que superar el reto para entender de una vez por todas nuestro camino, sin embargo hoy pienso que eso está ligado a nuestros patrones que cumplimos una y otra vez, a esos vicios que adoptamos desde pequeños y que se fueron volviendo parte de nuestro ser de manera inconsciente.
Por ejemplo, nuestras relaciones con los demás, llamense amigos, pareja, familia. Una y otra vez nos encontramos en la misma circunstancia y es cuando viene la certeza de que no son los demás, sino uno mismo quien provoca los mismos escenarios de duda, de dolor, de insatisfacción y de frustración.
Y estos escenarios toman mejor forma cuando de amor se trata, una y otra vez pensamos que nos abandonan, que de nueva cuenta nos maltrataron, que nos rompieron el corazón de la misma manera que la vez pasada y que la anterior.
Sí, la vida es un ciclo, pero esto de lo que hablo más bien es un círculo vicioso, en el que pasa el tiempo y las circunstancias que ya conocemos, que nos dolieron y superamos vuelven a aparecer en otro nombre, con otro ser.
Y lo más lamentable es que olvidamos las experiencias pasadas, se vuelve a presentar lo que ya conocemos y olvidamos cómo lo resolvimos con anterioridad, de nueva cuenta nos sentimos confundidos, desechos cuando es algo de lo cual ya conocemos el final, deberíamos recordar entonces.
Sin embargo, nos engañamos a nosotros mismos negando nuestros más profundos deseos y conocimientos, esto nos hace presos de nuestro propio desaliento.
Pienso que uno de los más grandes tesoros que podemos buscar cotidianamente es la libertad y ella advierte muchas más cosas que hacer simplemente lo que queremos, tiene que ver con la posibilidad de destruir nuestros patrones, abrirnos a las inmensas posibilidades de nuestra vida, indagar en nuestras partes escondidas, no tenerle miedo a la felicidad y considerar seriamente que somos merecedores de ella por el simple hecho de estar aquí.
Seguramente esto nos permitirá estar alerta, tener relaciones satisfactorias y estar atento para tomar decisiones cuando estas ya no lo son, decirnos la verdad y sobre todo reconocer y perdonarnos cuando de nueva cuenta nos boicoteamos.
 El camino es largo y el tiempo es benévolo cuando se trata de crecer, pero si en lugar de eso decidimos evadir, el tiempo se vuelve en nuestra contra, se convierte en nuestro tirano que sin darnos cuenta un buen día nos tiene en la guillotina dispuesto a hacernos entrar en razón.

posted under |

3 comentarios:

Cigarrito Filosofal dijo...

El círculo tortuoso existe hasta que nuestra percepción cambia, cuando vemos que los patrones pueden volverse polvo, huellas del ayer...que si bien nos dejan experiencias, al mismo tiempo pueden volverse anclas, todo está en nuestra capacidad creativa...aquella a la que alude Nietzsche cuando habla del eterno etorno...Soltar la idea de nosotros mismos y ser lo que somos

Gracias por hacerme debrayar
Saludos

Anónimo dijo...

Einstein dijo: Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo. La mayoria de las veces las respuestas a las preguntas que nos hacemos no están en el exterior sino dentro de nosotras mismas. Es sencillo culpar a los demás, pero ¿cuants de esa culpa es en realidad nuestra? y cuanta gente hemos lastimado creyendo que ellos nos lastiman? nos sentimos victimas cuando a lo mejor en realidad somos las victimarias y lo peor es que ni siiquiera nos damos cuenta.

Gracias por la refleccion, me ha servido para darme cuenta que tal vez me he juzgado inocente y victima cuando en realidad soy la culpable y vcitimaria, he hecho daño pero no me habia dado cuenta o tal vez no queria darme cuenta, creo que es mas facil ser la victima y por eso busque alguien a quien culpar y me arrepiento de eso porque ahora se que lo lstime demaciado cuando en realidad lo amo espro que algun dia me perdone.

Gracias otra ves por ayudarme a darme cuenta de eso solo espero encontrar la manera de que sepa que lamento ahberle hecho daño aunque el ya no quiera saber de mi, ahora loentiendo.

Tania Hernández Arzaluz dijo...

Gracias por sus comentarios, un saludo.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal
Se ha producido un error en este gadget.

Followers


UNA ISLA.

Donde la locura es la única que sobrevive.
En ella, hay insomnio.
Hipótesis no acabadas.
Preguntas, respuestas.
Inútiles desasosiegos.
Ilusiones, quimeras.
Pero aquí se respira libertad.

Así que no dudes, deja tus comentarios.
Se ha producido un error en este gadget.

Recent Comments