25 páginas

Estoy sorprendida. He logrado escribir 25 páginas de una historia para niños. A mi que me gustan las pequeñas líneas, las pocas letras que intentan hacer mundos enteros.


Es toda un aventura, debo confesar que llegue a las 7 páginas y abandone el texto, pensando que ya sabía qué seguía y cuando pude retomarlo me encontré de nuevo con el terror de no saber a dónde ir.

Una semana, con sus cinco días hábiles, me tardé en encontrarle pies y cabeza, hoy ya suman 25 páginas a renglón medio abierto y una letra que conozco bien, la Courier.

Aún no está concluida la historia, a mi pequeña protagonista le faltan muchas cosas por descubrir y a su abuelo muchas por enseñarle, lo mejor es que los dos me prestan su vida y yo les prestó mi entusiasmo y mi compu.

Y bueno, no solo es una sorpresa porque voy hacia un texto más largo de los que habitualmente escribo, sino que además está pasando algo mágico.

De pronto no sé cómo sucede pero la historia da giros que yo ni me espero, ¿será que los personajes adquieren vida después de la página 1?

No lo sé y no importa si lo sabré algún día, lo importante es que está sucediendo y me regocijo cada que miró cómo las palabras se unen formando sentimientos, algunos hasta me dan ganas de llorar.

Leo por las noches, antes de dormir, 'La Historia Interminable' de Michael Ende. Una novela fabulosa que me ha hecho leer hasta con la boca abierta. Bástian y Atreyu han tenido mucho que ver en que haya podido desatorarme y seguir escribiendo una historia en la que ahora creo.

También ha tenido que ver Álex, a quien tanto admiro por su valor de sentarse todas las tardes a escribir su novela, a quien veo cómo se le iluminan sus ojos cuando escribe y se le pinta una sonrisa hermosa cuando termina cada capítulo.

Algo está pasando, una fuerza creativa que se sobrepone al cansancio cotidiano, es la magia de escribir, sin duda.

posted under |

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal
Se ha producido un error en este gadget.

Followers


UNA ISLA.

Donde la locura es la única que sobrevive.
En ella, hay insomnio.
Hipótesis no acabadas.
Preguntas, respuestas.
Inútiles desasosiegos.
Ilusiones, quimeras.
Pero aquí se respira libertad.

Así que no dudes, deja tus comentarios.
Se ha producido un error en este gadget.

Recent Comments