Tengo ganas...


Tengo ganas de salir de este circo.
Uno se somete al escrutinio público por puro placer. 'Que digan que soy un chingón' parece la única premisa. Pero no. En el fondo hay un deseo de probarse a uno mismo.
Probarse qué, me pregunto ahora.
Que se puede bajo presión, que se puede guardar la calma, que se tiene el temple para no responder con un iracundo 'chinga tu madre', que esto de escribir es el paraíso.
Ninguna de las anteriores.
Ni puedo con la presión, ni quiero guardar la calma. Es más últimamente lo único que se me ocurre responder es 'Muchas gracias, chinga tu madre'.
Porque escribir con tantos ojos llenos de rabia es imposible, allí no está el paraíso.
Las letras se me esconden tras un 'no se me ocurre nada'. Y los acentos se me escurren por entre los dedos.
Así ha sido últimamente. El acto fallido de convencer a algunos, porque se creen mejores.
Por eso mañana iré por mi hermanito de 4 años a la escuela, 15 minutos antes de las 10 de la mañana. Caminaremos cuatro cuadras hasta Los Portales donde nos espera la Feria del Alfeñique.
De su mano visitaré los 84 puestos que ofertan calaveritas de azúcar, de chocolate y el famoso alfeñique.
Dejaré que me absorba su sonrisa y entonces recordaré decirle que lo que mira no debe darle miedo, porque el afuera no importa tanto como lo que late fuerte adentro. Espero me crea.


posted under |

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal
Se ha producido un error en este gadget.

Followers


UNA ISLA.

Donde la locura es la única que sobrevive.
En ella, hay insomnio.
Hipótesis no acabadas.
Preguntas, respuestas.
Inútiles desasosiegos.
Ilusiones, quimeras.
Pero aquí se respira libertad.

Así que no dudes, deja tus comentarios.
Se ha producido un error en este gadget.

Recent Comments